Un mundo sin fin de Ken Follet arrastra multitudes en Vitoria

El escritor galés Ken Follet presenta en la capital vasca su libro 'Un mundo sin fin', segunda parte de 'Los pilares de la Tierra'
Los vitorianos se han mostrado entusiasmados con la visita del escritor Ken Follet, al punto de salir a la calle, libro en mano, en busca de un autógrafo suyo. El escritor galés ha explicado esta mañana en la presentación de su nueva novela, Un mundo sin fin, que el enlace con la ciudad está en las obras de restauración de la catedral de Santa María, que le sirvieron como documentación para su relato. Las 1.000 entradas gratuitas para su conferencia de mañana, jueves, en el Teatro Principal se han agotado en doce minutos, una charla que dará después de inaugurar una escultura suya realizada por Casto Solano en la plaza de la Burullerías. En la presentación del libro, Follet ha explicado que eligió esta ciudad y la catedral de Santa María después de conocer el trabajo de reconstrucción impulsado por la Fundación Catedral Santa María en 2002. Le interesó que la rehabilitación del templo se estaba enfocando en mostrar al público cimientos y pasadizos, y decidió usar esta información para su nueva novela, que cuenta la historia de la construcción de una catedral en la Edad Media. El pórtico de la catedral, sede de la presentación, fue acristalado hace varios días y provisto de bancos, calefacción y sistema de megafonía para su nuevo uso como centro cultural. En marcha la segunda edición El libro ha vendido ya 700.000 ejemplares en España, aunque físicamente no se pusieron en circulación más que 535.000 en una primera edición. Ya se han solicitado 300.000 libros más. Así, repite el éxito obtenido con la primera parte de esta novela, Los pilares de la Tierra, publicada hace 18 años. El autor galés ha explicado que suele escribir un borrador antes de lanzarse a desarrollar sus novelas, algo que normalmente le lleva unos seis meses. Sin embargo, en este caso tardó alrededor de un año y después de ser revisado por sus allegados, escribió durante otro año un segundo borrador que, un año más tarde, terminaría siendo su nuevo libro. En esta obra Follett incluye una fotografía suya tomada en el coro del templo vitoriano, además de un agradecimiento a "la inspiración que el templo le proporcionó" y a "toda la ayuda prestada por la Fundación", informa Europa Press.

Comentarios